Ver fondo
[x]

Un simple platica. fanfic fanfic


2016-01-26 Popularidad 1469 Visitas




Gritos de felicidad, música en alto volumen y personas bailando, carcajeando y platicando con voz alta. 
Y en un rincón solitario se encontraba un joven, de altura promedia, piel morena y ojos café oscuro y el pelo un poco alborotado, con un vaso de refresco lleno y en la otra su celular, actualizando cada 2 minutos su facebook para perder tiempo.
Alzaba la mirada por momentos y miraba como todos se divertían, pasaron los minutos y el aburrimiento lo motivo a levantarse, camino por toda la casa, mirando como todos se divertían  y el aun así seguía triste, continuo su camino hacia la puerta principal y salio a la calle, frente a la casa había un parque, se dirigió a ese lugar en busca de una banca, ya sentado miro hacia arriba, donde a duras penas se podían ver algunas estrellas con un débil brillo, su vista se volvió borrosa por las lagrimas que empezaron a brotar y su llanto fuerte que no fue escuchado por aquellos en la fiesta. 
No podía dejar de llorar, y los mocos empezaron a escurrir hasta su boca que limpio usado su camiseta, y así continuaba hasta que al voltear a un lado vio a un anciano que venia a paso lento y guiándose con un bastón, el joven enseguida concluyo que era ciego. Se le quedaba mirando hasta que llego al lugar donde se encontraba. El anciano empezó a mover el bastón de un lado a otro antes de poner continuar y al sentir el pie del joven con su basto, estiro su mano hacia la banca, se acomodo en una posición que le diera facilidad y se sentó. Tomo su bastón y lo puso sobre sus piernas. 
Miro hacia el cielo.
-¿Son hermosas?- Pregunto el anciano. 
El joven olvido por un momento sus problemas y miro hacia arriba. 
-¿Eh?... Si, lo son, solo en algunas zonas, la luz de la ciudad no deja ver como son realmente y...
-Solo pregunte si eran hermosas- 
El joven lo miro por un segundo y volvió a responder.
-Si, lo son-.
-La ultima vez que mire las estrellas, mi esposa estaba con vida-
Sintió curiosidad y se atrevió a preguntar.
-¿Que sucedió?-
El anciano volteo a mirarlo y el joven pudo observar muchas cicatrices en su cara, algunas pequeñas y otras un poco mas grandes.
-Tuvimos un accidente, uno grande, muchos perdieron la vida- 
-¿Algo así como un daño colateral?-
-Si, algo así- 
El anciano respiro profundamente y pregunto al joven su edad. 
-Tengo 22 años-
-¿Y porque llorabas joven de 22 años?-
No le respondió. 
-¿Que sucede? Creo que me debes una respuesta, ya que yo te di una.
El joven vacilo por segundos concluyendo y dándole la razón al anciano.
-Hace un par de meses mi madre falleció de un cáncer, y mi padre fue diagnosticado con cáncer de próstata hace dos días.-
-Vaya, parece que te toco una vida difícil.-
-No entiendo porque me toco esta vida de mierda, preferiría vivir la vida de aquellos que están gritando y bailando, estar feliz, eso quisiera-
El anciano rió y movía su cabeza hacia los lados.
-¿Y que ellos sufrieran lo que tu?- Pregunto el anciano.
El joven se limpio las lagrimas.
-Algunas veces si me gustaría-
El anciano soltó una gran carcajada y volteo a mirar al anciano.
-Tu egocentrismo hace que me den ganas de vomitar muchacho-
El joven se sintió ofendido y cuando apenas iba a responder al anciano, esté lo interrumpió.
-¿Sabes la definición de disfrutar?-
El joven guardo silencio.
-¿Sabes la definición de vivir?-
El anciano sonrió.
-Cuando yo perdí a mi esposa tenia 25 años, llevábamos 2 años de casados y estaba embarazada, de dos pequeños, había caído en un coma y cuando desperté descubrí que había perdido la vista y lo peor, a mi familia, 
 me perdí el velorio y el entierro de mi esposa y mis dos hijas. 
El joven soltó unas lagrimas y suspiro fuerte para evitar que el moco saliera.  
-Por años estuve diciendo a Dios, porque me había dado semejante vida y por miles de noches deseaba de que todo fuera un sueño y que fuera otra persona la que sufriera ese dolor, que fuera otra persona la que perdiera todo aquello a lo que consideraban su "mundo".-
El anciano se levanto y volvió a mirar hacia arriba mientras el joven se quedaba sentado.
-La vida... la vida lamentablemente no es para disfrutar, es para vivir, y al vivir experimentaras todas las emociones, de hasta felicidad hasta tristeza, y perderás a todas las personas que mas quieras o ellas te perderán a ti.-
El anciano fue retirándose a paso lento. 
-Lo mejor es que estés tu padre, y lo ayudes, dices preocuparte por el pero en lugar de estar con el, estas acá, con los amigos en una buena fiesta, como te dije, tu egocentrismo es demasiado grande que el día que estés solo lloraras por no haberlos apreciado y no por soledad, claro, si es que para ese entonces hayas cambiado tu personalidad que tienes ahora-
El joven bajo la cabeza y lloro sin vergüenza.
Y mientras, el anciano a paso lento y seguro se retiraba del lugar.


Bueno, esta historia son ideas rápidas, la verdad es que nunca me he sentado a pensar con todo mi potencial para hacer una historia con sentido y profundidad y que consigo lleve un mensaje o una reflexión, estas son comúnmente historia que me creo para poder ayudarme a superar ciertos problemas, no necesariamente los que vienen aquí (arriba), pero si en otros aspectos.

¡Saludos gente! 
Y sigo esperando la próxima actualización.

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0


Comentarios 2

  • 2016-01-26 enviado porDarukar
    es una muy buena historia y la verdad da mucho en que pensar sobre uno mismo (Y)
  • 2016-01-27 enviado porAniza21
    Waoo muy buena. Me gusta mucho este tipo de cosas. Te felicito x la originalidad y esparé más relatos de esta naturaleza xD

Escribe un comentario


 

enviado por Escritornovato

sexo Masculino

pais 748 (Nivel 4)

pais 102 Gemas

Mas sobre el autor
Te gusto esto?

Mas temas de Escritornovato

Estadisticas: