Ver fondo
[x]

Locura: Realidad-Parte 13 fanfic fanfic


hace 2 meses Popularidad 122 Visitas


Este es la penúltima parte chicos :D

Verdad

-¿Ya se te pasó?-

Una femenina e hipnotizadora voz me despierta. Lo primero que siento son los suaves brazos de alguien enredados en mi cuello.

Abro mis ojos solo para ver una vez más a la chica que apareció sobre mi cama antes. Me alejo rápidamente, ella me tenía recostado sobre su pecho abrazándome con cariño.

-Yo…No puede ser… ¿Eres Lizthbell?-

Ella se levantó e infló su pecho orgullosa-Me he convertido en toda una señorita sólo para poder volver a verte Erick-

*Latido*

Su sonrisa, su bello largo cabello negro, sus hipnotizantes ojos rojos…realmente se ha vuelto toda una mujer. Incluso su pecho se volvió enorme, demasiado para una chica de quince.

-Yo… no puedo creer que te olvidara-digo con pena-Realmente lo…-

*Beso*

Ella me calla de un beso y se aleja-Era inevitable, después de todo quien selló tus recuerdos fui yo-

-… ¿Eh?-

-Siempre has tenido sueño vívidos y recurrentes que suelen afectar tu vida, pero tus sueños no dejaron de ser tan caóticos sino hasta mediados de segundo año de primaria, ¿me equivoco?-

Con sus palabras recordé que… ciertamente, mis sueños seguían siendo recurrentes pero los sueños grotescos que me hicieron tal como era de pequeño desaparecieron gradualmente…

-No, no me equivoco-sonrió-¿Te suena conocido el nombre de Angra Mainyu?-

*Latido*

-¿Q-qué fue… lo que dijiste?-

-Acabas de tener un sueño sobre ello, no es posible que lo olvides-ella se acercó a mí, lo suficiente para sentir su respiración-¿Y si te dijera que todo lo que sucedió en ese sueño fue real?-

-….-

*Aplauso*

Ella me sacó del shock y me sentó sobre mi cama aun sonriendo-Perdona, no era mi intención asustarte-tomó unos lentes que estaban sobre mi escritorio y se los puso-Lo que viste en tu sueño no fue más que un recuerdo ligeramente modificado por ti mismo acerca de un antiguo poseedor de Angra Mainyu, es bastante obvio a este punto pero todo lo que aprendiste sobre poderes y sobre tu poder… es real-

Me quedé en silencio, recordando todos los eventos de mi sueño…

-La gran destrucción…-

-Exactamente, hace ya alrededor de unos sesenta años tuvo lugar la gran destrucción debido al descontrol de uno de los poseedores más fuertes del Angra Mainyu, sin embargo el mundo fue reconstruido y con ayuda del gobierno y la iglesia toda la información referente a esta fue borrada de la faz de la tierra, el hombre que causó la antigua gran destrucción casualmente tenía tú mismo nombre Erick Alejandro, él fue el 24avo poseedor, por otro lado tú eres el 27avo-

Entonces todos mis sueños hasta ahora…

-Te equivocas, la mayoría de tus sueños hasta ahora son producto de una pequeña maldición cuyo fin era suprimir los poderes de angra mainyu los cuales te acosaban durante las noches en tu niñez, aunque no es un sello perfecto y por ello a veces sueñas con los temores, rencores o malos recuerdos de otras personas y los experimentas en carne propia, tal como en el pasado…-

Vaya, es como si pudiera leerme, entonces… Si la gran destrucción fue ocultada, y existe la gente con “poderes”… ¿Quién es ella que sabe todo sobre mí?

-Pues de hecho si puedo, al menos contigo Erick-sonrió-Es obvio que soy yo, Lizthbell, parece que tus recuerdos aún son confusos… quizás sea mi culpa jejejejeje, entonces debería presentarme de nuevo-

Liz tomó las puntas de su vestido con cada mano y la extendió mientras hacía una reverencia-Mi nombre es Lizthbell Lucifer, soy una de las herederas al trono como reyes del inframundo y nieta del mismísimo Lucifer-me señaló a mí-Y tú mi estimado, según nuestra promesa eres ahora mi prometido, cariño-

Superpoderes.

La gran destrucción.

Angra Mainyu.

La nieta de Lucifer.

Mis recuerdos borrosos aún…

 

 

 

 

Caos

El siguiente día no tuve ningún sueño, por primera vez en mucho en tiempo, creo se debió a que dormí con Liz a un lado de mí, quizás usó alguno de sus trucos para estabilizarme.

Así mismo cuando desperté recordé perfectamente todo, así como algunos pequeños fragmentos de memorias de usuarios pasados que antes ya poseía y había olvidado… todos relacionados con el uso y control de este poder.

Los supuestos recuerdos que tenía ayer no eran más que una fracción de los verdaderos maquillados por la magia de Liz.

Ahora puedo recordarlo bien, ella me reveló su identidad mucho antes de que se tuviera que mudar, hizo un pacto siervo-amo conmigo donde yo era el amo, esto con el fin de ganar la habilidad de leer mi mente pues en aquel entonces sus poderes eran muy débiles.

Pero ciertamente… era una niña encantadora, siempre y cuando no se obsesionara con alguien.

Comenzando por espiarme cuando iba de camino a la escuela hasta verme dormir o escabullirse en mi cama mientras dormía, Liz desarrolló un apego insano hacia mí, su primer amigo.

En aquel entonces era levemente consciente de que mi condición no eran solo imaginaciones mías, además era capaz de utilizar en muy pequeña medida la maldición de Angra Mainyu sin recibir repercusiones, fue gracias a la influencia de mi poder que realmente no me importó que Liz no fuera humana, aun así la acepté.

-Pero yo…-

“Cuando vuelva si me he convertido en una hermosa joven tendrás que casarte conmigo”

-No debí aceptar eso…-

-¿Por qué no? Fue el detalle más lindo que alguien me haya dado en mi vida-sonrió Liz.

Ella se durmió sobre mis piernas en la mañana, apenas son las 5 de la madrugada pero por alguna razón no siento sueño.

La miré nuevamente, vistiendo exactamente la ropa de ayer.

-¡Qué grosero! Es un cambio nuevo-

-Sí…-acaricié su cabeza.

Originalmente Liz no tendría por qué venir al mundo humano siendo una de las candidatas al trono de inframundo sin embargo la realidad es que ella es parte humana.

Específicamente, su padre el sucesor de Lucifer e hijo primogénito tuvo un amorío con una mujer humana que tenía descendencia demoniaca, gracias a esto nació una poderosa niña dos tercios demonio y un tercio humana.

Aun siendo una bastarda tenía derecho a tomar posición como candidata junto a las demás nietas de Lucifer sin embargo Liz nació con un alma casi enteramente humana… Razón por la cual fue enviada a la tierra a vivir una vida normal, si mostraba ser digna sería llevaba nuevamente al infierno.

O al menos eso me contó.

-Y es verdad, dos años después de que me separé de ti fui llevada al inframundo, fui entrenada por varios años como una candidata al trono y al final “perdí”-dijo sarcásticamente-Entonces quedé como una de las reinas con 1000 legiones de demonios a su cargo… lo cual también rechacé y me volví nada más que uno de los pilares del ejercito demoniaco-

-¿Lo cual se traduce como…?-

-Muchísimo tiempo libre, tanto como para venir contigo-me abrazó.

Muchísimo tiempo libre… será posible…

-¿Será posible que hayas estado observándome desde hace tiempo?-

-Emm… ¿No tienes que ir a la escuela Erick?-

La tome de los brazos y la miré a los ojos.

-Con mi autoridad como amo te ordeno te contestar a ti Lizthbell, ¿Qué tanto has estado haciendo referente a mí en los últimos días, meses o años?-

Los ojos de Liz se tornaron magenta, perdiendo completamente la capacidad de mentir ella expresó con un tono… lleno de amor, tanto que daba miedo.

-Estuveeeee… observándote durante medio año entero-se sonrojó-en realidad solía dormir contigo muy a menudo sin que te dieras cuenta, por las mañanas te observaba cuando te quedabas dormido en la azotea de la escuela… e incluso usaba tus playeras usadas mientras te bañabas, hoy en la mañana usé mis conexiones para que todos tus familiares salieran de la ciudad por tiempo indeterminado pero no te preocupes, les regalé ya sea viajes u ofertas de trabajo, en realidad estoy por mudar todas mis cosas a tu casa y obtuve el permiso de tus padres sin necesidad de usar mis poderes…aaaah, que emoción-

Aterrador…cualquiera diría eso, pero en realidad no me sorprende.

-Es porque tú me conoces por completo y me aceptas, e incluso ahora estamos comprometidos-sonrió.

-Bueno…dejando eso de lado, ahora dime Liz, ¿qué fue lo que me hiciste hace diez años antes de partir? Quiero saberlo todo-

Liz calló por un momento, como escogiendo las palabras que diría-¿Realmente quieres saberlo ya?-

Asentí, ella puso mostró su descontento y pereza y asintió, nuestro pacto así como le permite a ella leer mi mente me permite obligarla a decirme la verdad.

-Durante la gran destrucción hace sesenta años toda la tecnología a manos de las personas se perdió y la humanidad perdió gran parte de sus recuerdos, todos los vestigios de la época actual  y tecnología quedaron en manos del gobierno, la iglesia y algunas grandes corporaciones, el 24avo poseedor de Angra Mainyu se sometió a un extenuante entrenamiento que en conjunto con el pacto que hizo con el espíritu mismo le permitió controlar su poder casi completamente, cuando murió su cuerpo se convirtió en un nuevo receptáculo del espíritu de Angra Mainyu-

-Me alegra que haya sido capaz de controlar su poder…-

-En realidad Angra Mainyu planeaba liberarse de las ataduras de ser usado como un poder pero el 24avo receptáculo le tendió una trampa, gracias a él se desarrollaron formas de contener temporalmente el efecto de su poder así como retrasar su aparición, dichos conocimientos se “perdieron” tras su muerte y terminaron en manos del inframundo quien realmente no tiene gran interés en este mundo, por lo cual se dieron como perdidos-

-Y cierta jovencita se hizo con ellos y ahora los está usando para ayudarme a manejar mis propios poderes, ¿me equivoco?-

-No, en realidad la razón por la que acepté volver al inframundo y participar como candidata fue para obtener dichos conocimientos-

-Ya veo… te lo agradezco realmente Liz, sin ti no sé qué sería de mí justo ahora-

*Sonrojar*

Liz comenzó  a hacer gestos raros con las manos mientras se ponía roja.

-Adelante, puedes abrazarme-

Con una sonrisa se abalanzó sobre mí y se acurrucó en mi pecho.

-Entonces, ¿existe una forma de deshacerme de este poder?-

-Algo así…pero no es un método seguro, además tú posees un cuerpo receptor tan fuerte como el del 24avo, con tu poder y con mis conocimientos te aseguro que podremos controlarlo, yo siempre estaré apoyándote así que no te preocupes-

-Gracias-

Sonreí.

De corazón.

-De verdad gracias… por todo hasta ahora-

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0


Comentarios 0

Escribe un comentario


 

enviado por Bejeveg

sexo Masculino

pais 274 (Nivel 2)

pais 110 Gemas

Mas sobre el autor
Te gusto esto?

Mas temas de Bejeveg

Estadisticas: