Ver fondo
[x]

Atlanta Academy 2: Cap.3 fanfic fanfic


hace 3 meses Popularidad 346 Visitas


Ímpetu


La fuerza no lo es todo.


Una fuerza absoluta que se imponga, que sea la verdad, que sea la justicia, que ilumine el camino correcto o lo cree, que guíe a los demás, que pueda protegerlos a todos…


Tal cosa no existe.


“Tu cuerpo es una anormalidad”, “Tu factor de regeneración es demasiado alto, deberíamos hacerte estudios”, “Contén tu fuerza, vas a lastimar a los demás”.


Mi fuerza no trajo más que desgracias en el pasado, por alguna razón era imposible para mi establecer un punto medio, era todo o nada, nada de fuerza o todo mi poder en el momento. Una fuerza muy grande que al final no servía de nada.


Exacto, mi fuerza por sí sola no sirve de nada, no importa que tan fuerte sea, el trabajo en equipo me terminará superando.


Aun cuando me esforzara al máximo en mi vida por mejorar en la escuela, por aprender lo que me apasiona, por mejorar como persona… Al final mi propia fuerza era lo único que los demás veían en mí.


En primer lugar ni siquiera era algo fuera de este mundo, simplemente era más fuerte que los demás, pero mi problema yacía en que era incapaz de controlarlo, a menudo lastimaba a las personas, no podía hacer muchas actividades en mi vida diaria debido a esto.


En algún punto terminé por resignarme y vivir mi vida usando mi fuerza solamente para moverme, sin esforzarme, sin defenderme, sin hacer nada, pensé que eso sería lo mejor.


-Tu fuerza… es increíble, si aprender a controlarla podrás hacer muchas cosas con ella, aunque creo que es mejor si también te dedicas al estudio, no todo en esta vida son golpes, ¿sabes?-


Ese fue el diálogo despreocupado de la primera persona que me detuvo en medio de una pelea con solo uno de sus brazos, soltando aquellas palabras tan despreocupadas mientras leía una historia que sostenía en su otra mano.


Al día de hoy no pienso que eso fue lo que me salvó, sin embargo fue un evento muy importante en mi vida. Yo no poseo tal cosa como una fuerza absoluta, yo soy parte de un equipo, soy un elemento de un todo y estoy bien con eso, porque ahora mi fuerza y mi inteligencia tienen un propósito y ese es…


Proteger a las personas importantes para mí, sin importar que.


Además comparto un sueño en común con todos, un sueño loco que mueve nuestros corazones, el sueño de crear un mundo donde las personas puedan ser felices, donde sea posible encontrar el talento de las personas y reconocer sus méritos, donde la gente pueda esforzarse por sus sueños sin importar que.


--|--


Una vez terminadas las preparaciones, sin contar a Phoron y Daniel que se habían desaparecido todo el día, todos los demás no habíamos reunido fuera del edificio del club de natación. Faltaban veinte minutos para que comenzara la competencia, mucha gente estaba llegando al enterarse de la noticia.


Rodeados de miradas extrañas nos habíamos convertido en el centro de atención.


-Haz tu magia por favor-suspiro molesto


-Sí, sí, es hora de un pequeño truco de magia-


La pequeña hermana gemela que utiliza pupilentes para hacer parecer que salen estrellas de sus ojos sonríe y su espalda saca una pequeña varita de color rosa.


-¡El polvo de las estrellas nos llevarán a donde queramos!-


Declara con felicidad, algo truena sobre nosotros y un montón de polvo mezclado con diamantina nos cubre, sentí como si algo me aventara y para cuando recobré la vista me encontraba dentro del edificio junto a los demás.


-Aunque sea “magia” por favor sé menos ruda al arrojarnos por favor-declaré algo molesto.

La chica frente a mí se mordió la lengua, estábamos tras la puerta del edificio, afuera estaban todos los demás esperando entrar, si nos apresuramos nos volverán a encontrar.


--|--


Todos se sentaron en lugares completamente apartados uno del otro, poco tiempo antes de que la competencia comenzara Alison tuvo que irse, alguien llamó a su teléfono y ella se fue bastante preocupada, entonces, junto a Christian solamente, vimos desde nuestra perspectiva la competencia.


Estábamos frente a las piscinas, montones de gente por todas partes y a lo lejos había una entrada a los vestidos, había unas cuantas personas que estaban sobre nosotros, pero ellos perdieron el interés en el momento en que todo comenzó.


Frente a las gradas se encontraban dos maestros, así mismo en las esquinas de la piscina se encontraban varios alumnos del club de fotografía con gigantescas cámaras cuyo precio estoy seguro me aterraría saber. No pude ver por ningún lado a Phoron, supongo está viendo desde las sombras como suele hacer.


Entonces, repentinamente las cámaras se enfocaron en los vestidos, dos hombres vistiendo solamente unos apretados shorts que dejaban cero a la imaginación, los gritos de las mujeres emocionadas hicieron eco.


-Erick…-


-¿Qué sucede Christian?-


-¿Realmente ese es Daniel?-


-Sí-


-… ¿En serio?-


No pude hacer nada más que reirme  un poco, así es, junto al guapo atleta de buena estatura, cuerpo completa y perfectamente torneado, cabello corto y sedoso junto a un par de ojos castaños afilados se encontraba nuestro amigo, sin embargo lucía bastante diferente.


Un cuerpo ligeramente por encima de la media pero que debido a su forma de caminar un poco rara no lo hace notar, su cabello completamente blanco a excepción de sus raíces negras que hacen conjunto con sus simple y usualmente tranquila mirada, todo dentro de lo que parecía un cuerpo de complexión delgada… Todo eso ahora había dado un giro completo, su cuerpo lucía más grande, fuerte, músculos que no sabía que existían ahora estaban resaltando como si fuera lo más natural, la forma en que su peinado se hongo fue cambiado por un estilo rudo que lo deja todo hacía atrás le daba un aspecto de chico genial.


Y en conjunto con todo eso, su mirada, su mirada era lo más impresionante. “Ganaré”, verlo te hacía sentir aquello, no tenías dudas, si lo mirabas sentías que, no importaría que tan difícil fuera, el hallaría la forma de ganar sin duda.


Así es, de todos nosotros él es quien tiene el cambio más grande cuando se toma las cosas en serio, pues su cambio es completamente físico, bueno….también psicológico.


Ambos llegaron frente a la piscina de cincuenta metros de largo, se colocaron frente al lugar de salida y estuvieron atentos a las instrucciones del docente, una carrera de 400 metros, completamente libre el estilo de nado. La audiencia gritó de emoción con estas palabras.


-Acaban de dar rienda suelta al talento del capitán… esto es malo-Christian murmuró triste.


-Vas entrando y te preocupas por nosotros más que uno mismo, realmente eres una buena persona, estoy feliz de tenerte conmigo-sonreí mientras palmeaba su cabeza.


Las reglas fueron dadas, no estaba permitida ayuda externa ni el uso de cualquier herramienta, serían grabados para determinar que cada cincuenta metros se tocara el extremo de la piscina…esa cosas.


Daniel no dijo una sola palabra, tenía su mirada fija en un punto en la multitud, fue entonces que me di cuenta.


-Ese tonto…-sonreí.


Phoron estaba en medio de la multitud disfrazado, sosteniendo a una chica que tenía una venda en los ojos y parecía bastante nerviosa, esa chica es la acompañante de Daniel, supongo quiere ganar por ella y mostrarle una victoria, pero no quiere que lo vea en el proceso…porque irá en serio.


Ambos se colocan en posición, entonces cuando uno de los docentes da la señal la competencia empieza, ambos son lanzados al agua. Desafortunadamente no tengo conocimientos sobre la natación aun así…


Había algo increíble frente a mí, por un lado un hombre quien se movía  a una velocidad impresionante mientras extendía sus brazos rítmicamente al movimiento de sus piernas, sacando su rostro por instantes del agua para respirar, era algo hermoso incluso para mí que no se nada.


Por otro lado, estaba mi amigo Daniel moviéndose como una especie de serpiente mientras momentáneamente salía del agua para tomar aire, aun así era increíblemente rápido, no tanto como su rival pero sí bastante, aunque raro.


Primeros cincuenta metros, Alexander tomó claramente la delantera por un segundo de ventaja, aun cuando iba ganando nadie estaba feliz ni gritando de emoción, eso era porque…aun siendo raro, Daniel estaba dando competencia al as de natación, a quien incluso estaba destinado a competir en las olimpiadas próximamente.


Primeros cien metros, Alexander esta vez tomó 3 segundos de ventaja, cuando fueron los siguientes doscientos Alexander tenía una ventaja de más de 25 metros, parecía la derrota de Daniel, el mundo entonces comenzó a subir el tono de sus susurros convirtiéndolos en gritos de exclamación.


Entonces, por un instante, pude ver como Daniel y Phoron intercambiaron miradas, entonces, después de sacar su rostro y tomar una gran bocanada de aire, Daniel se sumergió y aumento considerablemente su velocidad.


Era una mezcla de su propio estilo sin sentido con el de Alexander, copiando su técnica y adaptándolo para sí mismo, entonces, tal como una bestia con movimientos que lucían grotescos comenzó a acortar su distancia, poco a poco.


Últimos cincuenta metros, ambos estaban al mismo nivel, Alexander parecía haberse tomado en serio y aumento su ritmo, aun así no fue capaz de frenar a Daniel que se volvía más y más rápido conforme el tiempo pasaba, entonces, en un último aliento Daniel tomo un impulso final junto con un grito de dolor y alcanzó la meta solo un instante antes de Alexander.


Quizás no fue claro para los demás pero yo podía saberlo, confiaba en mi amigo.


Los jueces miraron en las tabletas que se le habían otorgados, completamente anodadados anunciaron el resultado por el micrófono.


-La victoria es de Daniel Flores Rodríguez, del *inserte nombre del club*-


El mundo dejó escapar un gran conjunto de gritos, algunos de emoción, otros de incredulidad, un montón de emociones albergadas en todos, en primera fila los integrantes del club de natación miraban la escena sorprendidos, como si realmente fuera imposible lo que acaba de suceder.


Antes de darme cuenta Phoron y la chica consigo habían bajado, ella ahora no llevaba la venda, Phoron le tendió una toalla con una sonrisa fresca, ambos chocaron puños felices, ignorando los gritos de los demás.


Asentí feliz para mí mismo, sé lo que pasará, estoy preocupado por el cuerpo de Daniel pero eso se lo dejaré a ella, es mejor para él ser apreciado por sus esfuerzos.


--|--


Duele…duele bastante, mi cuerpo fue empujado más allá de sus límites.


No me fracturé, tengo bastante experiencia así que no fue nada de eso, sin embargo siento como que me exigí al punto de estar a nada de un desgarre muscular, aun así tengo que mantener el estilo, para que no luzca como una pelea injusta.


-Tú… te sobre-exigiste, ¿cierto?-


El hombre que respiraba con dificultad al igual que yo dijo aquello, lucía mucho menos exhausto que yo, sin embargo el no escondía como se sentía. No tengo necesidad de mentirle.


-Así es…sin embargo no me fracturé ni desgarré, solo me llevé al límite-


-…Debí hacer lo mismo, supongo-el hombre suspiró.


-Habría perdido de ser así-sonreí levemente, esto fue completamente planeado-suspiré-No lo considero trampa pero tampoco me gustó este encuentro del todo, es algo necesario para nuestra meta, pero si tuviera la opción tendría que repetirlo bajo nuevas circunstancias-


Alexander, el joven frente a mí cambió su expresión amarga por una ligera sonrisa-Ya veo…así que tienes una meta, lo entiendo, pero acerca del club…-


-Solo necesitamos su peso como valor de moneda, mientras esté en nuestras manos no haremos nada diferente a lo que han estado haciendo-


-“Mientras esté en sus manos”-suspiró-Como sea, he perdido, debo estar feliz de que las consecuencias por ahora sean mínimas-


-Lo siento…-


-Déjame charlar contigo un día, quisiera saber sobre el chico que con pocos conocimientos sobre natación pudo replicar un poco de mi técnica-sonrió.


Asentí devolviendo la sonrisa-¡Claro!-


Phoron se precipitó mientras tenía la guardia baja, me ofreció una toalla mientras me mostraba una sonrisa complacida-Buen trabajo amigo, lo siento por exigirte de esta forma-


-Está bien, es lo que hacemos después de todo-choqué mis puños con él.


Entonces, la chica que estaba a su lado…Ya no tenía la venda, ella me había visto en esta forma…


Conectamos miradas, ella me observó de pies a cabeza con una extraña expresión de confusión en ella, entonces, mientras perdía el tiempo preocupándome acerca de cómo podría explicar todo ella sonrió.


Sonrió ampliamente, sus mejillas se habían tornado un poco rojas y ella exclamó feliz-Lo sabía, sin importar que tan diferente luzcas por fuera sigues siendo el mismo Daniel de siempre-

Sus palabras realmente me hicieron feliz, aun cuando intentaba alejar cualquier emoción para prepararme para el peor caso no pude evitar estar a punto de llorar, entonces, mientras me retenía noté que había tomado mi mano.


-Vamos, tienes que descansar tu cuerpo, además hay un montón de cosas que quisiera hablar contigo-continuó sin perder su sonrisa.


Ah….soy un tonto.


Pidiéndole a mi amigo que impidiera que ella me viera durante la competencia, temiendo que me viera en esta forma que solo mis amigos han aceptado, porque no quería que su trato conmigo cambiara…


Porque no quería ser considerado alguien diferente, solamente quería ser alguien cercano, tal como lo soy con ellos…porque temía que ella fuera a rechazarme.


¿Realmente siempre he sido tan inseguro sobre mis sentimientos?


De todos modos…Esto me hace realmente feliz, estoy realmente agradecido de haberla traído conmigo, así es, yo me encargaré de cuidar de ella.


Lo he decidido.



De 1 a 6 que tanto te gusto?

0

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0


Comentarios 0

Escribe un comentario


 

enviado por Bejeveg

sexo Masculino

pais 1131 (Nivel 5)

pais 99 Gemas

Mas sobre el autor
Te gusto esto?

Mas temas de Bejeveg

Estadisticas: