Ver fondo
[x]

Amor continuo.-Parte 7 fanfic fanfic


hace 5 meses Popularidad 422 Visitas


Amor

Cristina dejó caer veinte pacas de billetes, cada una de 50 mil pesos.


Desde aquel día nosotros hemos pasado mucho tiempo juntos, ella ahora suele venir a mi casa aprovechando que esta se queda sola desde que regreso de la escuela hasta la noche.


Ella anunció oficialmente hace cuatro semanas a mis amigos que es mi prometida “así que por favor tómenlo en consideración” y ahora soy odiado por ellos.


Me enteré de muchas cosas sobre su popularidad en la escuela, al parecer a menudo recibía invitaciones de chicos que rechazaba, así mismo con las personas buen estatus social alto que intentaban unirla a sus grupos, al final se quedó sola. Había muchos que la adoraban por ser capaz de estudiar dos carreras y tener un alto promedio y por otro lado, había muchos que la odiaban por “creerse tanto”.


La idea de que fuéramos prometidos hizo revuelo en la escuela y ahora soy el centro de atención, “el chico rarito que se enamoró de Cristina”, soy llamado así.


Es un sentimiento extraño, siempre que alguien me ofende suelo ignorarlos pues no me importa pero cuando lo hacen con Cristina presenta ella suele callarlos y destruirlos psicológicamente, se ha vuelto aterradoramente buena manejando las emociones de los demás.


En algunas ocasiones ella se ha reunido conmigo y con mis amigos, al parecer poco a poco va aprendiendo el sentimiento de la amistad y el de relacionarse adecuadamente con las personas.


A pesar de no poder llevarse bien con la mayoría de las personas ella puede llevarse bien con mis amigos “son personas interesantes, como se esperaba de los amigos de Erick” dijo eso.


Seguimos teniendo asesorías casi todos los días de escuela y ahora, poco más de un mes ha pasado y ella vino a pagarme todas las asesorías a pesar de que le dije que no era necesario. Solo que ahora son en mi casa.


-Aquí hay un millón de pesos-ella asintió-Gracias por cuidarme-


-Te he dicho muchas veces que no es necesario, soy tu prometido así que no debes pagarme por enseñarte-


-Eso es una cosa y esto es otra, debo pagar por lo de aquella vez-replicó.


Suspiré-Está bien, a partir de ahora ya no debes pagarme cien veces lo de una asesoría, ¿de acuerdo?-


Ella asintió-¿Eso significa que me has perdonado?-


Palmee su cabeza-Lo hice desde ese día-sonreí.


-…-


Después de aquel día, cuando estamos solamente nosotros dos ocasionalmente se dan situaciones como esta, ella sigue siendo una persona fría y lógica pero cuando está conmigo abre su corazón.


Es como un niño que aún no sabe cómo afrontar lo que siente, es por eso que es mi deber protegerla y guiarla. Aun no entiendo en qué momento comencé a pensar de esa manera.


-Es peligroso cargar tanto dinero… no sé qué hacer con esto-dije mirando las pacas-Mi tarjeta de débito solo acepta hasta 16 mil pesos-


Cristina asintió-Había previsto eso así que te cree esta cuenta-dijo mientras sacaba una tarjeta plateada de su bolsa a mi nombre-Yo me encargaré del depósito, así que úsala cuanto gustes-


-Sí… gracias-miré el dinero de reojo y luego a ella-¿Cómo conseguiste este dinero?-


-Recibo honorarios por ayudar ocasionalmente a mis padres, además tengo una suma de dinero en modo de herencia por tener el título de hija  y recibo una mesada de mi padre. Aunque me preocupaba, eso fue todo el dinero que había ahorrado en un año-suspiró.


-… ¿Estás bien con darme algo tan valioso?-me quedé en shock.


Cristina asintió y respondió de la forma más natural-Confío en ti, además por más extraño que parezca no siento que sea una pérdida cuando va hacia ti-


-…-no pude evitar sonrojarme, perdí las palabras.


Sí, ella tiene una facilidad enorme para hacerme sacar mi lado parlanchín y hacerme hablar a montones sobre mi forma de pensar y mis acciones pero también…Tiene esta enorme habilidad para hacer latir mi corazón a morir.


Todo este tiempo he evitado besarla en los labios o hacer algo más. “Quiero que salga de ella” es lo que pienso, sin embargo tengo miedo porque hace unos días declaró que quería tener un heredero cuánto antes, eso solo significa que en cuanto sea aceptado como su prometido y nos lleguemos a casar…


-Vaya, vaya, qué buen ambiente tienen ustedes aquí-


Una mujer de aspecto sencillo pero increíblemente hermosa estaba detrás de nosotros y dijo aquello completamente tranquila. En el momento en que la miré entendí quién era, su reflejo estaba sentado a lado mío.


-¿Viniste por mí Mamá?-


De 1 a 6 que tanto te gusto?

0

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0


Comentarios 0

Escribe un comentario


 

enviado por Bejeveg

sexo Masculino

pais 1218 (Nivel 5)

pais 99 Gemas

Mas sobre el autor
Tags
Te gusto esto?

Mas temas de Bejeveg

Estadisticas: